Mujeres juezas del mundo: ¡Bienvenidas! - Infojus 99

Mayo 23 2018
Por: María Luisa Lucas
(Discurso de bienvenida pronunciado en la 14° Conferencia Bienal Internacional de IAWJ realizada en la Ciudad de Buenos Aires)
 
Mujeres juezas del mundo, bienvenidas a Buenos Aires. Ustedes no se imaginan el placer que tenemos los argentinos y las argentinas en recibirlas. Pero no solamente Buenos Aires, eso es lo que quiero decir, las 23 Provincias de la República Argentina se pusieron de pie para esperarlas a Uds., ¡están aquí!.
 
Un país se vistió de fiesta para recibirlas, y eso es lo importante. Las luces del Teatro Colón se prendieron, ¡Qué magnificencia!, para iluminar estas jornadas. 
 
Y aquí estamos ahora, estamos dispuestos a recibirlas, y estamos dispuestos a hacer puentes. Puentes para escucharnos, puentes para ayudarnos, puentes para contar nuestras tristezas y también nuestros triunfos.
 
Les cuento un poco de historia sobre AMJA. A Carmen Argibay, con su visión de de la organización de mujeres juezas que había visto en Estados Unidos, se le ocurrió (en conjunto con Elena Highton de Nolasco y con Gladys Álvarez), escribir a todas las juezas del país para decirles “vamos a reunirnos las juezas, para ver qué ocurre, que nos pasa”. 
 
Desde el Chaco me inscribí en forma inmediata. Por supuesto, era una ministra de Corte del interior, y Carmen me dijo: “estás segura que quieres serlo”, y afirmé “por supuesto que sí”. Y trabajamos, trabajamos y AMJA cumple ya 25 años, intervinimos en comisiones, mucho tiempo. Ahora preside la Asociación, Susana Medina, que se animó a ofrecer Argentina, creyó en que se podía recibir a todas ustedes. Y lo logramos, ¡lo logramos! Con tropiezos, con dudas, con amargura, pero ustedes están aquí y nosotros estamos felices de recibirlas.
 
Claro que vamos a crear puentes, puentes para que esta proyección de género sea más fuerte, puentes para aprender, puentes para enseñar, puentes para creer que somos capaces de hacer cosas buenas.
 
En la apertura hablábamos de la energía del Teatro Colón, ustedes se imaginan mil mujeres juntas, y encima juezas, es realmente para alarmar al mundo. Mujeres juezas, miles trabajando, imponiéndose para hacer las cosas como corresponde.
 
El temario es extenso, y hay opciones en las actividades académicas. Es muy importante asistir a las mismas porque vamos a intercambiar ideas, ver como se sufre o como se defiende el poder de la mujer jueza,  hay que animarse a hacer  cambios. 
 
Tenemos problemas con el hombre porque no nos ceden lugar o nos dejan de lado y para eso estamos nosotras, para decir estamos capacitadas para realmente hacer la tarea de juez. 
 
Intervengo en un tribunal de cinco integrantes. Allá por el año ‘83, cuando comenzó el periodo democrático argentino de nuevo. Yo integré el Superior Tribunal de Justicia del Chaco, éramos cinco: cuatro hombres y una sola mujer. Hace treinta y cinco años que soy juez; ahora somos tres mujeres en el STJ, somos mayoría. Y las dos últimas mujeres que ingresaron, lo hicieron por concurso, demostraron que hay capacidad para hacerlo. Por supuesto que integraron también hombres, pero se prepararon y ganaron, y fueron concursos públicos. Ahora somos tres y esperemos hacer valer la mayoría, yo la sufrí. Siempre fui minoría. 
 
XIV Bienal de AMJA
Los temas que vamos a tratar en esta conferencia internacional donde está participando más de mil mujeres de 78 países del mundo son: 
-La situación legal de la mujer y sus perspectivas mundiales.
-Las nuevas tecnologías y el género.
-Juzgando con perspectiva de género.
-La sesión de debate “No me mates. La historia de Corina Fernández”; la empresa AVON nos facilitó el film y lo proyectamos en todas las circunscripciones del Chaco, donde hicimos talleres.
 
Quiero compartir con ustedes lo que sostenía el filósofo argentino Carlos Cossio, hablaba de siete valores jurídicos, en binomio. Eran ORDEN - SEGURIDAD, COOPERACIÓN - SOLIDARIDAD, PODER - PAZ. Me costó entender este último binomio de valores jurídicos, hasta que me di cuenta que solamente se debe tener poder, para vivir en paz. Para lograr la paz. Y esa es la tarea de la mujer jueza, tener el poder, empoderarse. Tener el poder para hacer las cosas que otros no se animan a hacer, para defender a los más vulnerables, para estar allí cuando la voz se necesita de los que no tienen voces. Ese es el poder.
 
Dije seis valores jurídicos, ¿y el séptimo? Es la Justicia. La justicia como valor jurídico revolotea entre todos los binomios de valores jurídicos para mantener el equilibrio y la equidad. ¿No es maravilloso? esto de valor jurídico Poder – Paz, pero tener poder solamente para mantener la Paz, para lograr la Paz, para buscar la equidad, eso es lo que mujeres del mundo juezas tenemos que luchar para lograrlo.
 
Para finalizar recordaré a Carmen Argibay, cuando cumplimos veinte años de AMJA, me invitó a compartir su podio, y a ella le gustaba decir: “No es una lucha contra el hombre, es una lucha contra la sociedad, contra la cultura”, eso es lo que tenemos que cambiar nosotras, esa es nuestra tarea pero tenemos que trabajar junto al hombre, tenemos que compartir junto al hombre, enseñarle al hombre que tenemos que trabajar juntos. Y decía ella “en ese vuelo triunfal, donde hay que ir juntos, un ala tiene que ser la del hombre, pero la otra ala tiene que ser de la mujer”. Así ella quería decir las cosas, y entonces yo la quiero recordar a Carmen diciendo eso.
 
María Luisa Lucas